Curado de marihuana - Bobgrow
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



Uno de los momentos de mayor satisfacción del cultivador primerizo es la etapa de la cosecha. En la cosecha, el cultivador puede observar si todo el trabajo invertido ha merecido o no la pena. Si ha merecido la pena le embarga una dulce sensación de felicidad. En cambio, si los resultados no han merecido la pena o han sido un poco malos le embarga una cierta sensación de decepción. Si tu cosecha ha sido mala, no debes preocuparte ya que es normal en los primeros cultivos, no obstante, si ha sido buena estás de enhorabuena, aunque debes saber que no has acabado: queda una de las etapas más importantes la del curado de la marihuana


Leer Más

Curado de marihuana 

Debes saber que los cogollos de marihuana recién cortados contienen aproximadamente un 75% de agua. Esto quiere decir dos cosas: en primer lugar, que no se pueden fumar ya que tienen mucha agua y va a ser imposible quemarlos. En segundo lugar, que lo que has obtenido no se corresponde con lo que obtendrás después del secado y del curado.

El proceso de secado y curado, como señalábamos, es uno de los más importantes, ya que al igual que el lavado de raíz, será el que le de ese toque especial a tu cosecha, será lo que separe una cosecha de calidad de una cosecha de calidad media. Por ello, debemos ser muy cuidadosos a la hora de realizar este proceso.

El curado de la marihuana es el paso más importante del cultivo

No es una tarea fácil, sobre todo si no se cuenta con las herramientas necesarias y si estas no tienen una gran calidad no podremos esperar gran cosa. No obstante, tienes que tener en cuenta que en Bobgrow siempre estamos dispuestos a ayudarte por lo que te vamos a dar una serie de consejos para que lo hagas bien del todo.

En primer lugar, debes conocer que el cogollo tiene una humedad entorno al 70-80%. Por este motivo, conviene reducir la humedad al 10 o al 15%, de lo contrario será imposible quemar la planta y por ende, fumarla.

Por ello, el proceso de secado se dilata un poco en el tiempo tardando incluso 14 días. Eso sí, será los 3-4 primeros días en los que más humedad se perderá. Por ello, conviene que estos primeros días sequemos bien la planta.

Para ello debemos proporcionarle las condiciones de temperatura y de humedad necesaria. No obstante, esto en determinados ambientes puede llegar a ser un problema. Por ejemplo, si vivimos en una zona muy humedad los cogollos pueden tardar mucho en secarse, lo cual tiene como consecuencia que pueden llegar a aparecer ciertos hongos, como el de la botrytis. Si vivimos en un clima seco en exceso, el proceso de secado puede ser demasiado rápido y perderse calidad durante el proceso. Por ello, hay que esforzarse en proporcionar la temperatura y la humedad relativa óptimas.

Además, la habitación que destinemos para este cometido debe estar a oscuros. Esto se debe a que la luz del sol provoca que el THC se degrade. Esto quiere decir que si exponemos en esta fase nuestros cogollos en exceso al Sol apenas tendrán THC.

Completada la fase del secado empieza la del curado, que no es menos importante.

Los mejores productos para el curado de marihuana

Los brotes ya están secos, ahora toca curarlos. Este es un proceso equivalente al del vino, es decir, que se requiere tanto tiempo como paciencia para conseguir un producto de calidad.

  • 00 Box Grande de madera de Cedro

Una de las mejores maneras de lograr un proceso de curado óptimo es con un 00 Box Grande de madera de Cedro. La madera de cedro permite conservar las propiedades de la marihuana. Además, este producto tiene unas mallas que permiten filtrar las glándulas que se precipitan al fondo de la caja. Gracias a estas mallas no desperdiciaremos la marihuana y nuestro resultado final será mucho mayor. No te vamos a engañar, no es un producto barato, pero los resultados que se consiguen con ella son fantásticos, por lo que merece mucho la pena si de verdad sabes apreciar la variedad de olores y sabores que se consiguen con este box. Es decir, si sabes apreciar o no la marihuana.

  • Envases herméticos Tightvac

Si solo consumes para colocarte a lo mejor es mejor opción optar por los envases herméticos Tightvac, los cuales son de buena calidad y te permitirán conservar el THC de la planta, que en el fondo si buscas lo que buscas es lo único que te va a importar.

  • Caja de silicona NoGoo

Una posible opción intermedia entre estos dos productos sería la caja de silicona NoGoo, la cual te permitirá guardar todo tipo de concentrados, de extracciones y de aceites.

Como ves, hay múltiples opciones a la hora de curar la marihuana, aunque nuestra preferida es aquella solución que incorpore madera de cedro, ya que el resultado final siempre será de mucha mejor calidad que los productos derivados de un compuesto químico. No obstante, las otra soluciones, aunque no de tan buena calidad, también ofrecen buenos resultados y son my asequibles.