Programadores de riego - Bobgrow
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



Siempre que nos preguntan cuáles son los factores esenciales en el cultivo de la planta del cannabis respondemos lo mismo: la luz y el agua. La luz porque sin ella la planta no podría realizar correctamente la fotosíntesis y el agua porque sin ella la planta no podría sobrevivir.

Además, son dos factores que son casi imposible de sustituir. Por ejemplo, no hay alternativa conocida de momento para sustituir a la luz en el proceso de crecimiento vegetativo de las plantas. Con el agua pasa lo mismo.


Leer Más

Programadores de riego 

Los programadores de riego son esenciales para asegurar el éxito del cultivo

Por ello, consideramos que ha de tenerse mucho cuidado con cómo se riega y cuándo se riega, de hacerlo mal nunca obtendremos una buena cosecha. De hecho, uno de los mayores fallos de todo cultivador es no saber cuándo regar, un error que suelen cometer los novatos.

No obstante, al problema del agua nunca se le da mucho bombo, ya que normalmente todo el foco de atención se centra sobre la luz. De hecho, si buscas guías de cultivo de marihuana podrás observar que todos los esfuerzos se centran en regular bien el fotoperiodo. No negamos que el fotoperiodo sea importante, lo que no nos parece justo es que no se preste tanta atención al riego ya que es igual de fundamental que la luz.

Puede parecer que regar es algo muy sencillo, total solo consiste en echar agua, pero esto no es así, el proceso de riego es todo un arte al que hay que dedicar mucho cariño.

¿Cómo regar la marihuana?

Muchos inexpertos se hacen esta pregunta y es de justicia que la respondamos. En primer lugar, a la marihuana no le gusta que le dosifiques el agua, es decir, que no le gusta el riego continuo pero pequeño, le gusta riegos espaciados pero abundantes. No obstante, lo primero que debes hacer es calcular cuánta agua vas a necesitar para cada riego.

Para ello lo que normalmente se aconseja es regar con un cuarto de agua del total del volumen de la maceta, de tal suerte que si tienes una maceta de 40 litros deberás echar 10 litros, puede que te parezca mucho pero es que la marihuana necesita bastante agua y además, no va a consumir todo el agua que le eches sino que gran parte se perderá.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que la cantidad de agua variará en función de la calidad de sustrato que tengas. Por ejemplo, si tu sustrato retiene bien el agua no resultará necesario que riegues tanto, sino que con menos te bastará, pero cómo te decimos hay que hacer bien el cálculo para no inducir a nuestra planta a un estado de estrés hídrico.

También debes tener en cuenta que la planta necesita un Ph determinado, para ello nuestros medidores de Ph te pueden ser de gran ayuda. Normalmente, la dureza del agua, es decir, el EC no debe ser superior a 0,4. Por ello, si el agua es blanda, dentro de unos límites, será lo mejor para tu planta.

Los mejores programadores de riego para el cultivo de marihuana

  • Sistema de riego Easy2go

No obstante, no solo importa cómo regar sino cuándo hacerlo. El problema es que normalmente no podemos adaptarnos a los horarios de las plantas ya que tenemos o que estudiar o que trabajar. Por ello, lo mejor es contar con un buen programador de riego. Por ejemplo, podemos contar con sistemas de riego como el sistema de riego Easy2go, el cual es muy barato. De esta forma, puedes irte hasta de vacaciones sin que a tus plantas de marihuana les falte agua. Una de las ventajas de este sistema es que no necesita temporizadores eléctricos, que se puede instalar en casi cualquier lugar y que es apto para plantaciones grandes. Si tienes una gran plantación este es tu sistema de riego.

  • Sistema de riego 1Pot

Si por el contrario tu plantación es más bien pequeña con el sistema de riego 1Pot te debería bastar. Eso sí, hay que señalar que los sistemas de riego mejoran bastante nuestra calidad de vida por lo que no conviene bajar los estándares de calidad. Es mejor hacer una compra buena aunque sea un poco más cara, que una mala compra por muy barata que sea.

¿Por qué es tan importante tener un sistema de riego?

Además, hay que tener en cuenta otra serie de factores como la tranquilidad que dan. Dan tranquilidad porque nunca tendrás que estar pendiente de la hora de riego y de si te has saltado un riego o no. Podríamos decir que sin un programador de riego no vale la pena cultivar marihuana. Es como si tuvieras que estar pendiente todos los días de apagar el foco. Que sí, que no cuesta nada, pero a la larga cuesta mucho y los seres humanos tendemos bastante a olvidarnos de las cosas.

Por todo ello, nunca será mala idea adquirir uno con el fin de mejorar nuestra calidad de vida. Además, son dispositivos baratos por lo que no te costará mucho hacer un pequeño esfuerzo económico para adquirir uno de ellos.

En conclusión, recuerda que el riego es una parte fundamental del cultivo de cannabis, ya que sin agua las plantas no pueden sobrevivir. Por ello, automatizar este proceso es buena idea ya que con ello conseguirás que todos los días, sin excepción, reciban la cantidad de agua que necesitan y no tendrás que estar pendiente tú siempre. Además, nunca más volverás a tener la duda de si se te ha olvidado regar o no, ya que los programadores de riego harán que esta duda no vuelva a pasar nunca más por tu cabeza.