Semillas de Marihuana - Bobgrow
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



Chinos, indios, musulmanes, persas, africanos, españoles... el uso recreativo o paliativo del cannabis data del año 2727 antes de Cristo. Ya en España en el año 1995, la tan cantada canción “Marihuana”, del grupo madrileño Los Porretas, nos dejaba míticas estrofas haciendo referencia a sus orígenes y a su antiguo uso en el mundo.

Como resumen en España, tras la llegada de los musulmanes en el año 700 antes de Cristo, el cannabis empezó a conocerse potencialmente a través del hachís que ellos mismos consumían. Sin embargo, no fue hasta la llegada de la ayuda militar musulmana solicitada por el dictador Francisco Franco para la guerra civil en el año 1939, cuando aquí nos aventuramos a su uso y posterior cultivo.


Leer Más

Semillas de marihuana 

Toda la historia sobre semillas

Algunas ideas sobre la optimización de estos nuevos cultivos, sobre cómo obtener más rendimiento en las cosechas y diversas técnicas para conseguir plantas de marihuana hembra sin semillas, procedían de Europa y América a finales de los setenta. En esas fechas comienzan a crearse las primeras asociaciones de estudio y defensa del consumo de cannabis, hoy en día cada vez más extendidas y aceptadas. En España podemos destacar comunidades pioneras como Catalunya o País Vasco.

Entre el 1970 y 1980 diversos trabajos genéticos, en muchos países del mundo como los Países Bajos y Holanda, dieron lugar a la creación de los primeros bancos de semillas del mundo.

En la actualidad, contamos con un gran listado de importantes bancos con sus aún más importantes conocimientos genéticos. En España destacan dos bancos: Dinafem y Sweet Seeds. Ambos han alcanzado una gran reputación a nivel nacional e internacional por la calidad de sus semillas además del potencial y la experiencia que han mostrado a lo largo de los años.

Estas técnicas de combinación genética de los primeros bancos dieron lugar a la especialización en su cultivo y producción, y por tanto, al desarrollo de plantas de marihuana con infinidad de variaciones genéticas que a la vez afectan directamente en sus efectos, cantidad de producción, tiempo de cultivo, etc. Múltiples combinaciones entre las principales ramas genéticas indica y sativa, dieron lugar a un amplio abanico de posibilidades para nuestra elección.

Respecto a la legalidad, la importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España, el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización puede ser constitutivo de delito considerado infracción grave (Artículo 36.18. de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana: “La ejecución de actos de plantación y cultivo ilícitos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares visibles al público, cuando no sean constitutivos de infracción penal.”) por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética.

Hoy en día existe una gran variedad de semillas. Podemos buscar una variedad que ya conozcámos por su propio nombre, una determinada planta por la producción esperada, por su rápido crecimiento y floración, por su sabor, el efecto que producirá, etc. La forma más habitual de clasificar las semillas es su genética, diferenciándose tres ramas o especies fundamentales dentro del cannabis: sativa, indica y rudelaris.

• Cannabis sativa:

Estas plantas de marihuana proceden fundamentalmente de Asia, América y África. Los principales rasgos más comunes de las plantas sativas son: su crecimiento espigado con grandes espacios internodales, elevada presencia de THC en sus cogollos, gran sistema radicular (lo que permite la posibilidad de alcanzar gran altura incluso transcurrida la fase de crecimiento), efectos más psicoactivos que narcóticos, periodos más largos de cultivo, finas y grandes hojas alargadas, etc. Si elegimos cultivarlas en exterior tendremos una buena producción, pero debemos prestar atención a la altura que pueden alcanzar, ya que es posible que lleguen a medir hasta 5 metros de altura.

Las sativas que proceden de México, Colombia o Jamaica suelen contener elevados niveles de THC, aunque debido a su mala manipulación podemos encontrar habitualmente bajos niveles de THC. En África central, encontramos más variedades sativas, como las potentes congoleñas. Por otro lado, la diversificación de variedades de todo el mundo en el cultivo de marihuana en el sur de África, nos ha dado potentes especies sativas como la conocida Durban Poison con sus espectaculares cogollos que cuenta con un sabor haze y picante con toques de anís, licor y clavos.

Las variedades sativas procedentes de Asia, son las más propicias si queremos producir adultos hermafroditas. El cáñamo o rope, también es considerado como Cannabis Sativa. Se cultiva por su alto contenido en fibra para la producción industrial de numerosas industrias, como la textil, la del automóvil y demás utilidades.

• Cannabis indica:

Las plantas índicas son originarias de la India, Afganistán y Pakistán. Estas ramas de la marihuana son muy apreciadas por los growers de interior debido a su gran resistencia a las plagas, rápida cosecha, preciada producción y limitado crecimiento en altura.

Sus elevados niveles de CBD, combinado en ocasiones con altos niveles de THC, aseguran en casi todos los casos un fuerte efecto narcótico casi estupefaciente. Por ello, estas variedades son muy utilizadas y valoradas por sus efectos relajantes y consideradas en muchas ocasiones como variedades medicinales.

El uso de muchas de ellas es muy frecuente para paliar dolores musculares crónicos, frenar los efectos adversos de dañinos tratamientos médicos como la quimioterapia y un largo etcétera de posibilidades paliativas.

Sus hojas suelen ser más cortas y con más grosor que las de las variedades sativas, con un verde bastante más intenso. Además, debido a su escasa altura final, los espacios internodales serán más pequeños, con mayor presencia de flores que en las sativas sobre todo en interior.

• Cannabis rudelaris:

Esta variedad tiene una historia más reciente. Se remonta a los inicios de los años 80, cuando llegó a Amsterdam desde el centro de Europa. Allí fue cuando empezó a utilizarse para cruzarla genéticamente con otras variedades hasta dar con las ya cada vez más conocidas y usadas automáticas.

En realidad, la cannabis rudelaris, es una variedad considerada como mala hierba. Esto le aporta sus principales características, de ahí los cruces hasta conseguir las automáticas o autoflorecientes. Su crecimiento y floración son mucho más cortos, con una media de 3-4 meses de cultivo. La producción y el efecto por ello, están peor considerados. Hoy en día, y debido a la proliferación de la cría de semillas y su venta en los países donde es legal comercializarlas, la variedades disponibles suelen contar con una mezcla genética de cannabis sativa, indica y en ocasiones, rudelaris.

En nuestra categoría de semillas de marihuana podrás encontrar todas las opciones disponibles en nuestro catálogo y que mejor se adapten a ti y a tu cultivo.

Cuando hablamos de semillas, para saber cuál será nuestra elección perfecta podemos tener en cuenta varios factores antes de empezar con nuestro cultivo, contemplando diferentes opciones como; según el tipo de semilla, el efecto que produce una vez cosechada y bien curadas sus flores, por el banco de semillas que más te guste y te convenza o bien, seguir nuestras recomendaciones para dar en el clavo con tu elección.

Semillas de marihuana por tipo

Según el tipo de semilla, disponemos de una extensa variedad. Desde semillas regulares, pasando por las cada vez más elegidas automáticas, hasta las ya conocidas feminizadas. Puedes elegir por tipo basándote en varias premisas. Una de ellas es sin duda la producción esperada y su forma de cultivo, ya sea en interior o en exterior. Siempre dependerá de la variedad pero, en el caso de las automáticas o auto florecientes, podemos conseguir de media desde 15 hasta 20 gramos por planta en exterior, donde además se recomienda su uso. En interior podemos conseguir 400 gramos/m².

Si nos decidimos por unas regulares, asumimos que pueda aparecer alguna planta macho. Respecto a su producción es prácticamente idéntica a la que podemos esperar de las variedades feminizadas. Dependerá también del tipo de planta seleccionada y de la predominancia genética: índica, sativa o híbrida. En cada una de las plantas por tipo, como en el resto de nuestras opciones, puedes ver una pequeña ficha con información relacionada a la producción esperada según cultivo elegido.

Semillas de marihuana por efecto

Una de las formas más típicas para elegir qué tipo de marihuana queremos plantar, es el efecto que nos producirá su consumo. En cada una de las variedades presentes en nuestro catálogo de semillas de marihuana encontrarás toda la información necesaria para elegir el tipo de planta que queremos basadas en el efecto, de nuevo destacamos por ficha individual el efecto predominante siempre influido por la genética de la planta. Dependerá de qué buscamos conseguir: relajarnos sin más, que esa relajación alivia algún tipo de malestar físico o dolencia, un efecto psicoactivo que desarrolla nuestra creatividad; o simplemente pasar un buen rato. Las variedades con predominancia índica en su genética, debido a su alta concentración de CBD, tienen un efecto más narcótico o de relax. Por este motivo muchos growers eligen plantar estas semillas y buscar una relajación con su consumo. Presiones, estrés…etc pueden contrarrestarse con este tipo de plantas. Ideales si buscas descansar o dormir muchas horas sin interrupción. Si lo que buscamos es un efecto psicoactivo, tendremos una amplia variedad de plantas con predominancia sativa que por su genética pondrán nuestra mente al 100% de su capacidad o mixtas. Elige estos tipos de marihuana con poco o nada de CBD guiándote por su genética predominante si quieres conseguir tanto pasar un buen rato o quizás desarrollar algún potencial creativo. Aunque también puedes relajarte físicamente, las potencialmente sativas no están indicadas para eso, consiguiendo en su mayoría un efecto de energía y euforia potencialmente mental.

Por el momento no existe ningún tipo de marihuana clasificada medicinal como tal. En la actualidad, diversos estudios científicos intentan probar su eficacia para muchas enfermedades neurológicas, dolores físicos crónicos, efectos negativos de tratamientos como la quimioterapia, etc. Podemos guiarnos por los efectos a groso modo de las dos grandes variedades y seleccionar así entre índica o sativa dependiendo de qué problema queremos paliar. Dentro de nuestra filosofía está muy presente el que se reconozcan estos beneficios de cara a ayudar al amplio número de personas que padecen estas patologías. En nuestro blog os ponemos al día de las últimas investigaciones que no dejan de avanzar y contribuimos de forma activa al reconocimiento de estas propiedades de las plantas, a sus diversas formas de consumo y variedades de aplicación.

Semillas de marihuana por banco

En BobGrow, contamos con variedades de más de 35 bancos del mundo, desde los más veteranos como Barneys Farm hasta los más jóvenes como Eva Seeds, sin dejar de lado los clásicos o old school como Sensi Seeds. Déjate guiar por la experiencia o recomendaciones para seleccionar el banco de semillas que mejor se ajuste a tus necesidades. En las descripciones de cada planta encontrarás referencias a premios, copas cannábicas o títulos que ostentan cada una de las semillas presentes en nuestro catálogo, con la idea de ayudarte en la selección.

Semillas recomendadas

En BobGrow nos preocupamos por ti y queremos brindarte el mejor servicio posible, así que estamos siempre disponibles para aconsejaros en la elección de cualquier producto. Os recomendamos variedades según producción esperada, dependiendo de la experiencia que tengáis como cultivadores,, dependiendo del cultivo seleccionado, de las últimas incorporaciones al mercado, de los últimos estudios científicos publicados, etc. Déjate guiar por nosotros y compártenos tu experiencia para ganar nuevos códigos descuento.