Blog
%
Ofertas
E
Envios en 24H
+18
La web va dirigida a los
mayores de 18 años
< Volver atrás

Extracción de resina

Llega el momento de aprovechar los restos que sobran tras la cosecha. Para ello, ponemos a vuestra disposición esta sección de nuestra web donde podréis comprar utensilios y herramientas para la extracción de la resina del cannabis. Mallas de extracción sueltas, en packs o kits, hashsakers o novedosas lavadoras de extracción; todo ello al mejor precio y como siempre, de la mejor calidad.


En este proceso, en el de aprovechamiento, entra en juego la extracción de la resina del cannabis, la cual es muy famosa en todo el mundo y es un proceso muy recomendable, ya que los aceites que se obtienen suelen ser de muy buena calidad si se lleva a cabo correctamente.

El hachís resultante se obtiene por tanto de la recogida de las cabezas de los tricomas y de aplastarlos, unificándolos, con el fin de obtener el producto de las glándulas resinosas que recubren los cogollos de las plantas. Es todo un arte por lo que hay que hacerlo con cuidado y delicadeza.

En primer lugar, hay que señalar que siempre ha habido varias técnicas para realizar este proceso. Ninguna mejor que otra, simplemente diferentes sistemas que dan resultados distintos, por lo que unas personas prefieren uno u otros. Es cuestión de gustos y dependerá de cada grower.

Normalmente, la extracción de resina se ha hecho con métodos naturales, no obstante, hoy en día ya existen en el mercado ciertos utensilios que con métodos artificiales, son más rápidos y efectivos que los artesanales.

Las distintas formas de extraer la resina

Como señalábamos existen diferentes formas para la extracción de la resina de entre las que destaca la extracción en seco. El método más primitivo dentro del grupo de las extracciones en seco es la recolección que se realiza con las propias manos. El método es muy sencillo, consiste en frotar las manos por los cogollos y de esta forma sacar el hachís, extrayendo el aceite que se adherirá a las manos. El problema es que es lento y puede llegar a ser muy tedioso, un auténtico método para growers pacientes. Podemos recomendar que lo pruebes alguna vez, pero no debe ser tu método de recolección favorito ya que es un sistema muy ineficaz en cuanto a aprovechamiento e incluso, salubridad.

En esta sección de nuestra web podéis encontrar diversos artículos que os ayudarán en la tarea. Destacamos algunos de ellos: 

  • Hash Shaker

Con Hash Shaker nos encontramos con una opción económica y eficaz, que nos permitirá extraer la resina con unas simples sacudidas. Es una opción tremendamente sencilla, cualquier grower que lo pruebe verá que no es necesario poseer grandes conocimientos técnicos...¡tan sólo hay que sacudirlo cómo un buen cóctel!

El proceso es realmente muy sencillo como decimos, se introducen la marihuana o los restos que tengamos tras la cosecha de la misma(hojas, tallos, ramas...) y se sacude con energía durante un minuto aproximadamente, con pequeños movimientos continuados. Se recomienda si lo que vamos a utilizar para la extracción son los restos tras una recolecta, congelemos las sobras antes de pasarlas por el Hash Shaker.  Al final, lo abriremos, sacaremos la marihuana o los restos, y en el fondo del Hash Shaker tendremos la resina/hachís finales. 

  • Secret Icer Bolsas Individuales

Las mallas de extracción Secret Icer son uno de los métodos más demandados para la extracción de resina. El producto final que se obtiene es de una gran calidad y el proceso es realmente sencillo y no requiere de una gran experiencia previa. Basta con seguir unos sencillos pasos

Como en otros métodos de extracción, es importante que restos de la cosecha que vayamos a utilizar (tallos, hojas o ramas) estén congelados previamente. Echaremos estos resto en agua fría y removeremos. En otro cubo colocaremos las mallas en orden, desde la más grande (la negra) hasta la más pequeña (la amarilla). Así, iremos pasando la mezcla de malla en malla hasta obtener el resultado final que deberá colarse y dejarse secar durante aproximadamente una semana.

El producto final es de extrema calidad, prácticamente no se daña ni se traspapela nada durante el proceso, lo que garantiza unos resultados excelentes sin un gran esfuerzo.

Por todo lo dicho, conviene no desperdiciar la resina de los cogollos de la planta de marihuana, por lo que lo suyo es que se guarden todos los restos de la cosecha que puedan contenerla. Tras realizar el manicurado, se pueden almacenar y congelar los tallos, las ramas y las hojas resultantes que sin duda estarán salpicadas de la preciada resina del cannabis que después podremos extraer.

Usando cualquiera de los métodos tradicionales y de los utensilios que hemos comentado y que están disponibles en este apartado de nuestra web, podréis comprobar que obtendréis un hachís final de extrema calidad.

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)