Venta para mayores de 18 años: Las semillas y demás productos que se comercializan son de venta exclusiva para mayores de 18 años.

En el Estado español las semillas de cannabis no están fiscalizadas: La comercialización y tenencia de semillas de cannabis no es constitutiva de delito. La semilla de cannabis queda fuera del concepto legal de cannabis establecido en la Convención Única de las Naciones Unidas Sobre Estupefacientes de 1961 y no se incluye en sus Listas Anexas. Dicha Convención, en su artículo 1.b dispone: con respecto al cannabis se entiende las sumidades floridas o con fruto de la planta de cannabis (a excepción de las semillas y las hojas no unidas a las sumidades). Así mismo en su art. 28, establece que: "la presente Convención no se aplicará al cultivo de la planta de cannabis destinado exclusivamente a fines industriales (fibra y semillas) u hortícolas".

Las semillas de cannabis que comercializa BOBGROW® dentro del territorio español son objetos de coleccionismo y preservación genética: Queda expresamente prohibida la utilización de las semillas y de los demás productos comercializados con fines contrarios a la legislación vigente.

Cultivo ilegal: La legislación española establece como delito los actos de cultivo, elaboración o tráfico o los de otro modo, que promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, y como sanción administrativa la ejecución de actos de plantación y cultivo ilícitos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares visibles al público, cuando no sean constitutivos de infracción penal.

Venta y envío de semillas a otros países: Las legislaciones nacionales sobre la comercialización y tenencia de semillas de cannabis, su cultivo y el consumo de cannabis, difieren mucho de unos países a otros. En algunos países la simple posesión o comercialización de semillas de cannabis es ilegal. Algunos países castigan los actos de cultivo, mientras que otros los permiten con fines industriales, científicos, docentes, medicinales o de autoconsumo. BOBGROW® se responsabiliza de conocer la legislación de los países donde vende y envía sus productos. Por este motivo BOBGROW® no realizará ventas o envíos de semillas de cannabis a países donde su posesión o comercio no sea legal. BOBGROW® tiene establecidos controles para cumplir con esta normativa.

Limitaciones de responsabilidad

Las semillas de cáñamo no están fiscalizadas por la Convención única de 1961 sobre Estupefacientes, enmendada por el Protocolo de 1972, ratificada por el Estado español, prevé la fiscalización de las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de cannabis, así como la resina obtenida de la planta de cannabis, pero excluye expresamente las semillas. Las semillas, quedan excluidas del concepto legal de cannabis y no se incluyen en sus Listas Anexas. Dicha Convención, en su art. 28, establece que: "la presente Convención no se aplicará al cultivo de la planta de cannabis destinado exclusivamente a fines industriales (fibra y semillas) u hortícolas".

Las legislaciones nacionales de aplicación a las semillas de cáñamo difieren mucho de país a país. En algunos, la simple posesión de semillas de cáñamo puede ser penada con penas privativas de libertad. Por esta razón, rogamos se informen acerca de las legislaciones locales vigentes. BOBGROW® no quiere inducir a nadie para que actúe contra la ley vigente en cualquier país. Algunos países castigan los actos de cultivo, mientras otros los permiten con fines industriales, científicos, docentes, medicinales o de autoconsumo. BOBGROW®, no tendrá ninguna responsabilidad sobre los posibles problemas legales que puedan derivarse, y no realizará reembolsos por materiales incautados o rechazados por las aduanas en el cumplimiento de su deber.

El hecho de que algunas descripciones hagan alusión a los efectos de consumo, en ningún caso significa que pueda o deba consumirlas, son simplemente descripciones informativas.

La ley penal española tipifica como delito contra la salud pública las conductas de cultivo o tenencia de plantas susceptibles de producir estupefacientes desarrolladas con la finalidad de promover, favorecer o facilitar el consumo ilegal.

La comercialización, tenencia o posesión de semillas de cáñamo no es constitutiva de delito.

BOBGROW® comercializa las semillas de cáñamo, como artículos destinados al coleccionismo y la preservación genética, con la restricción específica de que no sean utilizados para fines que contravengan la normativa vigente ni para promover, favorecer o facilitar el consumo ilegal de sustancias prohibidas.

Nuestras semillas son artículos de coleccionismo de venta exclusiva para mayores de 18 años.

BOBGROW® excluye toda responsabilidad por las decisiones que el usuario pueda tomar basado en esta información por los posibles errores tipográficos que puedan contener los documentos y gráficos de la página o derivada del mal uso de las semillas que comercializa. La información está sometida a posibles cambios periódicos sin previo aviso de su contenido por ampliación, mejora, corrección o actualización de los contenidos.

BOBGROW®. anima a sus clientes a actuar con responsabilidad.

Legislación y jurisdicción

Legislación aplicable

El Aviso Legal se rige por la ley española.

Copyright© 2018 – BOBGROW®

Reservados todos los derechos de autor por las leyes y tratados internacionales de propiedad intelectual. Queda expresamente prohibida su copia, reproducción o difusión, total o parcial, por cualquier medio.

Jurisdicción

Para cuantas cuestiones se susciten sobre la interpretación, aplicación y cumplimiento de este Aviso Legal, así como de las reclamaciones que puedan derivarse de su uso, todos las partes intervinientes se someten a los Jueces y Tribunales de Madrid, renunciando de forma expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles.

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)