Uno de los mayores problemas del cultivo de interior son los olores. A diferencia del cultivo de exterior, en el cual el viento puede realizar la tediosa tarea de eliminar el olor desprendido por las plantas de nuestra plantación, en interiores lo más probable es que nuestras plantas acaben delatándose y pongan a los vecinos en alerta.

A pesar de que cultivar en el país en el que residamos sea legal, no significa esto que debamos ir gritando a los 4 vientos que nos dedicamos al cultivo de la marihuana por un factor muy importante: la reacción de los vecinos.

En primer lugar, porque puedes molestar a tus vecinos. Las plantas del cannabis tienen un olor bastante fuerte que no a todo el mundo le puede gustar, les puede resultar de hecho bastante incómodo. Y recuerda, nadie debe soportar por muy legal que sea el cultivo los olores desprendidos de tus plantas. Recuerda que hay fuertes estigmas respecto a los consumidores de marihuana: no contribuyas a ampliarlos.

En segundo lugar, conviene que tus vecinos no sepan que cultivas marihuana porque pueden llegar a ponerse realmente molestos o agresivos con que dejes de realizar el cultivo y abandones esta bonita afición. El cultivo para el propio consumo sigue siendo visto por algunos estratos de la sociedad como algo malo, algo que contribuye al narcotráfico aunque la finalidad sea totalmente distinta.

Pero no solo debes pensar en tus vecinos, sino en ti mismo. Seguramente, te habrás dado cuenta que la gran mayoría de los fumadores ya no fuman dentro de su casa, o si lo hacen es en la terraza o la ventana. Esto se debe a que cada vez estamos más concienciados con el tema de los olores y queremos tener la casa lo más inodora posible. Puede ser que en un principio pienses que mola mucho vivir en una casa que huele a hierba, pero con el paso del tiempo te arrepentirás. Además, el olor de las plantas queda adherido a tu ropa con las consecuencias que ello puede tener en el trabajo, sobre todo si tratas con clientes: no es la mejor carta de presentación posible.

Por todo ello, conviene luchar contra el olor de la marihuana y evitarlo, pero claro ¿Cómo hacerlo?

 

¿Cómo evitar el olor del cultivo de marihuana?

 

Esta pregunta no es nueva por lo que ya existen distintas soluciones para la misma. Como habrás podido observar es un problema ciertamente grave y ya se han ideado los medios para luchar y acabar con él.

Para ello hay distintas soluciones, como, por ejemplo, los ambientadores. Los ambientadores siempre han tenido una presencia fundamental en la industria ya que permitían disimular olores desagradables. Es más, seguro que en casa, en el servicio tienes un ambientador, como habrás podido observar son remedios eficaces.

El funcionamiento de los ambientadores es sencillo, de tal suerte, que su mecanismo es bastante simple: la creación de partículas de menor peso que encierran a las que producen malos olores. Una vez encerradas están caen fruto de la acción de la gravedad y se degradan en el suelo hasta desaparecer.

 

Los sprays

 

Los sprays son una de las mejores soluciones a corto plazo. Puedes pensar, por ejemplo, en un insecticida: acaba con las abejas existentes pero no te garantiza que desaparezca el enjambre para siempre, sino que se puede dar el acontecimiento de que nuevas abejas ocupen el vacío existente por la muerte de las anteriores.

Con los sprays sucede un poco lo mismo, matan el olor durante un tiempo determinado pero lo más seguro es que vuelva a reaparecer. Lo bueno de este spray es que cuentas con la garantía que ofrece comprar un producto de una empresa de renombre y calidad en el sector como lo es Ona. Además, los componentes son orgánicos por lo que es seguro tanto para los niños como para los animales que tengamos en casa.

 

Ona gel

 

También te pueden resultar muy interesantes este tipo de productos. Podríamos decir que es como un ambientador, pero con un sistema más simple, no por ello menos eficaz. Lo único que tendrás que hacer es dejar el bote abierto. El gel neutralizará el olor de la marihuana hasta que se seque. Una vez se haya secado dejará de ser efectivo.

Este sistema, parecido a los ambientadores, es una solución a medio plazo. A corto plazo no es tan eficaz como los sprays pero hay que reconocer que a partir de las 12 horas empieza a ser muy eficaz por lo que es conveniente tenerlo a mano. Un must have en el mundo del combate del olor de la marihuana.

Parecido a los geles nos encontramos con productos como Ona Block, los cuales se venden en pastillas en estado sólido. El funcionamiento es el mismo. Repetimos que aunque sea sencillo el sistema no significa que no sea eficaz.

 

Filtros antiolor carbón para los más exigentes

 

Quizás es esta la solución más eficaz y la más profesional sin contar con los ozonizadores. De hecho, es la solución escogida por los cultivadores que tienen muchas plantas en interiores (lo cual no quiere decir que lo utilices para ocultar tu plantación si está excede del número de plantas que la ley te permite tener) por ser un estándar de calidad y seguridad. Eso sí, el problema de los filtros antiolor de carbón es que no son un producto para eliminar el olor, sino para lograr la completa eliminación del olor en conjunto con otro producto. Por ejemplo, si tienes un ozonizador y un filtro antiolor de carbón erradicarás los olores casi seguro.

Can Filter es la marca más reputada en este campo por lo que te recomendamos que compres uno de sus filtros de carbón. En relación calidad precio este es el mejor que podrás encontrar.

Puedes pensar que son una solución cara, pero duran bastante tiempo y no dan problema alguno, son muy sencillos de utilizar. No te tendrás que preocupar de nada.

 

Los ozonizadores es la solución profesional y eficaz

 

Los ozonizadores son, sin duda, la solución que estabas buscando. Es el método más efectivo y eficaz que se conoce. Es empleado a diario por miles de cultivadores que han podido comprobar su eficacia y que ya no se quieren separar de él.

La principal ventaja es que no son caros (a pesar de ser realmente eficientes) lo cual sorprende ya que estamos acostumbrados a que la calidad se pague. Los ozonizadores permiten generar ozono el cual captura las partículas del olor para ulteriormente caer al suelo y degradarse.

Además, no solo permiten eliminar los olores, sino que, como ya sabrás, son los perfectos aliados para la lucha y el control de plagas, como los hongos, las bacterias y los virus. Con un ozonizador no solo estarás eliminando el olor de tus plantas, sino que lograrás que estas se mantengan a salvo.

Por último, señalar que en la lucha contra los olores hay muchas soluciones distintas y que dependerá de la cantidad de plantas que tengamos, así como de nuestro presupuesto decantarnos por una u otra opción. Lo mejor es combinar la acción de los productos para así lograr un espacio de cultivo casi inodoro y por ende, no alertar ni molestar a los vecinos. Además, podremos vivir en casa sin soportar el olor de la marihuana que aunque nos encanta a la larga puede ser un poco molesto.

 

Te puede interesar

Share This