Como señalábamos al comentar la técnica SCROG, hay que maximizar la producción en cultivos de interior. Esto se debe a la imperiosa necesidad de lograr rentabilizar la inversión en agua y en luz. A diferencia del cultivo en exterior en el cual la naturaleza te proporciona la luz solar y el agua, en el de interior debes proporcionársela tú y créeme cuando te decimos que eso tiene un coste notable.

La técnica de SOG se fundamenta en aprovechar al máximo la superficie del área de cultivo de que dispongamos, es decir, se trata de aprovechar al máximo los metros cuadrados que tengamos en posesión.

Hay que señalar que en espacios de interior resulta fundamental ahorrar espacio. No parece muy sensato que si vives en una casa de 70 metros cuadrados una gran parte se lo lleve el cultivo de marihuana. Por ello, el cultivo SOG es una gran solución para aquellos que vivan en espacios pequeños.

 

¿En qué se diferencia el cultivo SOG del SCROG?

 

El SOG es una técnica que procede de Holanda y que acelera el cultivo. Es decir, que en unos 2 meses y medio podrás tener una buena cosecha. El SOG es una técnica que crea cultivos en horizontal con el fin de maximizar la luz. Para ello debes utilizar, especialmente esquejes, del mismo tamaño ocupando todo el espacio posible. Aunque también podemos desarrollarlo con semillas de marihuana pero el tiempo del cultivo se vería alargado.

El sistema es muy sencillo, lo único que tienes que hacer es colocar las plantas una al lado de la otra para hacerlas florecer rápidamente y que no alcancen mucha altura. El sistema tiene muchas bases comunes con el SCROG. En el SCROG precisamente lo que buscamos es crear un cultivo horizontal el cual no crezca en exceso en altura. Para ello utilizamos una malla que limita el crecimiento de las plantas y también hacemos que florezcan rápidamente. Si quieres saber más acerca de esta otra técnica, visita nuestro artículo sobre el cultivo de marihuana en SCROG.

 

¿Cuáles son las ventajas del Sea of Green?

 

Las ventajas son muchas y variadas, como, por ejemplo, que requiere muy poco espacio. Esta es una de las ventajas fundamentales ya que la reducción de espacio es necesaria, sobre todo en los pisos de las capitales de provincia, al ser tan caro el alquiler. Si el espacio es pequeño no tendremos que meternos en un piso más grande con la consecuencia de no tener que pagar esos cien euros extra, que están totalmente de más.

Además, el uso de la luz es óptimo al tratarse de un cultivo horizontal. Uno de los problemas más recurrentes de los sistemas de cultivo verticales es que las plantas más altas impiden que la luz solar llegue a las más bajas, por lo que las plantas no crecen a la misma velocidad. No obstante, presentan una ventaja los verticales y es que si colocas mal el foco sólo se quemarán las más altas y no las más bajas. No obstante, si tienes cuidado esto no debería de ser un problema.

Otra de las ventajas que normalmente no suele ser comentada es el hecho de que este sistema nos ayuda con el control de plagas, no porque tenga algún tipo de medida preventiva sino porque al ser tan cortos los tiempos es difícil que se desarrollen. No obstante, esto no significa que te hayas de despreocupar sino que tienes que invertir tiempo en limpiar la zona de cultivo, mantenerla en las condiciones de humedad y temperatura óptimas y no traer agentes patógenos de la calle.

Por último, señalar que también acorta los tiempos de una forma extraordinaria. Esto te permite realizar cosechas de forma más frecuente durante cada año. Esto es ideal para aquellos que huyen del cultivo de exterior por solo poder realizar una cosecha al año.

 

¿Cómo preparar un cultivo en SOG?

 

Una vez que te hemos comentado las semejanzas y diferencias con el SCROG y ya conociendo las ventajas del sistema estamos seguros de que querrás pasar a la acción. Lo primero que debes hacer es conseguir semillas o esquejes de la misma variedad. De nada te servirá esta técnica si, por ejemplo, mezclas plantas sativas con índicas.

Además, tienes que tener en cuenta que la genética debe ser la misma ya que podemos encontrarnos con diferencias a la hora de que se produzca el crecimiento vegetativo de las mismas. Nos podemos encontrar con plantas que crezcan más rápido que las otras, pero no un poco más rápido sino mucho más rápido.

A la hora de conocer la cantidad de plantas que podemos germinar por metro cuadrado señalar que podemos llegar a los 25 esquejes en macetas de 7 litros. Esto te parecerá una barbaridad pero es una realidad. Señalar que si añadimos más semillas o esquejes podremos hacer una selección de las mejores plantas con el fin de mejorar la productividad.

Respecto al riego, el mejor para esta técnica es el riego en goteo, lo mejor es que sea automático para poder así despreocuparnos un poco. No obstante, despreocuparse un poco no es lo mismo que desatenderlo en su totalidad, es solo poder vivir un poco menos pendientes.

Otro consejo fundamental a la hora de realizar esta técnica es el de utilizar un estimulante del crecimiento radicular con el fin de que las raíces se desarrollen de una manera más rápida y adecuada. Esto se debe a la imperiosa necesidad de que las plantas una vez vayan a florecer tengan unas raíces que les aporten los nutrientes necesarios. Como el proceso del crecimiento vegetativo es corto deberemos usar estimulantes para que no haya carencias en la planta.

Señalar que el pico máximo de crecimiento deben ser los 50 centímetros ya que sino la luz del foco no podrá llegar a las zonas más bajas. Es decir, nos encontraríamos con el problema ya descrito de los cultivos verticales.

También tienes que tener en cuenta que si resulta necesario debes podar las zonas más bajas con el fin de que estas no sean zonas muertas a las que no llegue luz y encima retrasen y quiten nutrientes al resto de la planta.

En conclusión, este sistema es más apropiado para las índicas dadas sus características que para las sativas, esto no obsta para que también las utilices con esta variedad, pero lo óptimo es usarlo con índicas. Si quieres conocer más esta variedad de cannabis, visita nuestro artículo sobre la marihuana índicaCon este sistema ahorrarás en espacio y en luz, lo cual se verá reflejado a la hora de calcular si la inversión nos ha salido rentable o no. La cosecha se caracterizará además por obtener unos cogollos centrales muy robustos, muy resinosos y densos, por lo que habrá merecido la pena todo el esfuerzo empleado.

Te puede interesar

Share This