Sistemas hidropónicos - Bobgrow
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



Cultivo en hidroponía

En los cultivos hidropónicos, las plantas permanecen ancladas en un sustrato inerte como la arlita o arcilla expandida, lana de roca o coco. Es muy común utilizar macetas de 3 litros y aunque no existe un tamaño de maceta ideal para este tipo de cultivo, sí que se recomienda mantener un tamaño medio. Para poner en marcha nuestro cultivo hidropónico podemos optar con sistemas como el Wilma, nos ayudarán a simplificar la carga de trabajo del cultivador y podremos desentendernos de nuestro cultivo un poco más que con el aeroponico.


Leer Más

Sistemas hidropónicos 

Todo lo que debes saber acerca del cultivo hidropónico

El agua va a formar parte del medio de cultivo en mayor medida y tendremos que controlar de forma sistemática, tanto el PH, como la EC. El PH es el valor o coeficiente que se le atribuye al agua dependiendo de la acidez que contenga. Durante el crecimiento es recomendable mantener el valor de PH en 5,5, mientras que en floración es aconsejable mantener este coeficiente en 6,5. EC o electro conductividad es el coeficiente con el que se miden la cantidad de sales o abonos que se encuentran en el agua.

Controlar el nivel de EC es fundamental

Se recomienda mantener en crecimiento el nivel de EC entre 0,8 y 1,0, mientras que en floración este valor va desde 1,2 hasta 2,0. Estos dos valores son esenciales para un correcto desarrollo de nuestro cultivo y podrían estropearnos el cultivo rápidamente si no permanecemos atento a los valores que nos devuelvan los medidores de PH y EC. Para facilitar nuestro trabajo en este tipo de cultivos os aconsejamos desde BobGrow que os hagáis con un controlador y medidores de calidad, esto hará todo el periodo del cultivo mucho más llevadero.

La temperatura del riego

Seguimos hablando del agua, el medio fundamental donde emplazamos el cultivo de hidroponía. La temperatura es otro valor que debemos controlar con asiduidad, esto es debido a que va a influir en el nivel de oxigeno que vamos a proporcionar a nuestras plantas. Cuanto más caliente tenemos el agua menos PPM de oxígeno y cuanto más fría consigamos mantenerla más PPM de oxígeno conseguiremos. De todas formas, no es aconsejable bajar de 16 grados o esto podría provocar que las raíces se bloqueen y no absorban nutrientes, hasta pudiendo provocar la muerte de la planta. La temperatura ideal para mantener nuestro cultivo en niveles óptimos sería rondar los 20 grados.


Tutores y filtros de agua

Es recomendable cambiar el agua que se encuentra en el depósito de forma semanal aunque si incorporamos un Bio filtro podemos alargar este proceso hasta dos semanas, aunque debemos agregar más agua y abono al depósito sin olvidar medir la EC y PH. Otro consejo es utilizar una malla para que haga las funciones de tutores en las plantas debido a que estas en hidroponía tienden a doblar su peso y esto nos ayudará a mantenerlas. También se pueden emplear tutores normales como en cualquier otro cultivo.

Cultivo hidropónico natural

En la actualidad, siguen existiendo cultivos de hidroponía naturales, puede que el caso más conocido es el de Jamaica. Desde hace generaciones, los cultivadores jamaicanos han mantenido y preservado la genética y las técnicas de cultivos que se han transmitido de generaciones en generaciones. Si queréis saber más acerca de este tipo de cultivos en hidroponía de manera natural os invitamos a que visitéis la web de nuestros amigos de Green House y en la sección de videos encontrareis el video al que hacemos referencia donde se desplazan a Jamaica para observar sus técnicas y cultivos en la naturaleza.