Humedad y temperatura - Bobgrow
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



Las plantas de marihuana, sin duda, son excepcionales. Nos encontramos ante una planta que proporciona grandes beneficios, pero eso sí, es exigente. Es exigente porque, por ejemplo, requiere una serie de cuidados que otras plantas no requieren. Pero eso no significa que el cultivo sea difícil, aunque tampoco es sencillo. No es difícil porque si cuentas con el material necesario apenas te costará realizarlo, no obstante, no es sencillo porque aun así requiere una serie de cuidados, sin los cuales la planta morirá.


Leer Más

Humedad y temperatura 

Por ello, cultivar es todo un arte que, a diferencia de otros, si está al alcance de cualquiera. No es como componer música que solo lo pueden hacer algunos privilegiados o escribir un buen texto, sino que cualquiera con las dosis de paciencia necesarias, así como pasión por lo que está haciendo puede llegar a tener una buena cosecha.

Pero, a la hora de realizar un buen cultivo hay que tener en cuenta una serie de factores. Los más importantes son la luz, la temperatura, la humedad y el sustrato. Respecto a la luz hay poco que decir, si cultivas en exteriores procederá del sol y si cultivas en interiores de la luz de tu foco. El sustrato tampoco presenta gran complicación, simplemente hay que saber elegir entre la enorme variedad de sustratos que existen en el mercado. No obstante, no ocurre lo mismo con la humedad y la temperatura.

La humedad y la temperatura en el cultivo de marihuana

La humedad y la temperatura son dos factores críticos ya que las plantas del cannabis tienen una serie de exigencias que hay que cumplir, de lo contrario o no crecerán o la cosecha será de mala calidad.

Pero no solo hay que tener en cuenta que estos dos factores deben estar bien calibrados, sino que, además, deben estar calibrados durante todas las horas del día. Si hay algo que lleva mal una planta de marihuana son los cambios de temperatura y de humedad.

La temperatura y la humedad juegan un papel muy relevante en el momento en el que se está cultivando en un armario, ya que a diferencia de los cultivos de exterior, aquí el que regulas las condiciones climatológicas eres tú y no la naturaleza. Por ello, si logras dar con la tecla obtendrás una cosecha realmente buena. Una cosecha buena no es solo una gran cosecha, sino una en la que la calidad, los sabores y los olores. No obstante, tampoco debes obsesionarte con el tema, ya que uno de los principales beneficios de cultivar marihuana es la rentabilidad. Si estás todo el día mirando la temperatura, midiendo la humedad y estás todo el día pendiente del cultivo la rentabilidad será nula.

Controladores de temperatura y humedad

Por ello, hay una serie de productos que te ayudarán en esta tarea. Tienes que saber que estos productos son tremendamente útiles por lo que no te arrepentirás en ningún momento de adquirirlos.

Todos estos complementos tienen como fin el hecho de que logres minimizar el tiempo que has de pasar pendiente del cultivo. Esto no es solo un alivio a la hora de lograr minimizar el tiempo de trabajo en el cultivo, sino que es un alivio psicológico. Es un alivio psicológico porque uno de los problemas de obsesionarse con el cultivo es que nunca estás satisfacho. Cada día estás mirando los resultados y ves que nada cambia. Esto es normal ya que estamos ante una planta, no ante una planta milagrosa. Por ello, con estos productos vivirás más tranquilo.

Problemas en el cultivo

Por último, conviene señalar que no conviene estresar a las plantas ya que pueden volverse hermafroditas. El hermafroditismo implica que los gametos de las plantas son tanto masculinos como femeninos, pero lo realmente importante es que hay gametos masculinos. Estos gametos pueden llegar a polinizar tus plantas hembras con la consecuencia de que no tengas cogollos sino semillas.

Como conclusión, señalar un dato bastante importante humedad y temperatura suelen estar ligados, por lo que controlando uno de estos factores podrás influir en el otro. Con los productos que te ofrecemos en Bobgrow podrás controlar estos parámetros para así lograr una cosecha excelente, una cosecha de calidad, pero sobre todo una cosecha que te convenza y que te haga pensar que realmente el cultivar ha valido la pena.